07 de marzo de 2019

0 Comentarios

¿AYUDA CON LA CONTABILIDAD DE TU EMPRESA?


 

Enconta

 

► Solución fácil para gestionar la contabilidad de profesionales independientes y PyMEs.


 

Los riesgos de pedir crédito para empresas

Los créditos para comenzar un negocio son el carburante que nuestra nueva empresa necesita para arrancar, sin embargo, existen riesgos a los que debemos hacer frente al pedir dinero para comenzar nuestro negocio. Hoy te vamos a contar cuales son esos riesgos para que puedas afrontarlos.

Abrir tu nuevo negocio puede ser un proyecto sumamente emocionante, tener una idea innovadora puede ser el motor para que tu negocio funcione. Sin embargo hacen falta más cosas para que un negocio de sus frutos, por ejemplo sin credito o financiación para comenzar un negocio, puede quedarse simplemente en idea.

Por otro lado, disponer de tiempo completo para dedicarle a tu nuevo negocio es fundamental, ya que la clave de todo éxito es el esfuerzo y la constancia, y ¿en qué mejor que invertir tus energías que en tu propio negocio?

Por todo esto, la financiación para empresas es especialmente importante, contar con recursos es casi tan importante como tener una buena idea que triunfe en el mercado, por lo que conseguir fuentes de financiación es uno de los pasos más importantes en nuestro camino hacia el éxito.

Y, como ya hemos comentado, la idea que aporte el valor a tu negocio. Una buena idea puede ser la diferencia entre triunfar o que tu negocio fracase estrepitosamente.

En cualquier caso, un negocio es un proyecto que puede reportar muchos beneficios pero también conlleva riesgos que hay que correr. Cuando inviertes tu dinero y tu tiempo en algo, te arriesgas a perder esa inversión si la idea no cuaja en el mercado, por ello, hoy te vamos a contar cuales con los 4 riesgos de pedir dinero prestado para abrir tu empresa.

 

¿Qué riesgos existen para abrir tu nueva empresa?

Iniciar tu nueva empresa conlleva riesgos, tanto económicos como sociales, y es recomendable conocerlos para sopesar qué nos conviene más o qué debemos atenernos antes de pedir un crédito para iniciar tu nueva empresa .  

 

1. Responsabilidad personal

Solicitar financiación siempre te coloca en el punto de mira con respecto a las fuentes de financiación. Una entidad solo te prestará dinero si considera que vas a poder devolverlo, y eso conlleva una responsabilidad, para ti y para los que te rodean que pueden llegar a sufrir las consecuencias si te quedas en bancarrota.

Debes pensar muy bien cómo lo vas a hacer y cuánto dinero vas a necesitar antes de dar ese paso, ya que a la larga, trabajarás con empleados, compañeros o familiares que podrán sufrir apuros económicos si tu empresa no triunfa y por lo tanto si no puedes devolver la financiación que has recibido

 

2. Tasas de interés

Cada dinero que recibes en préstamos o créditos tiene un precio, ese precio normalmente viene fijado por los intereses o algún tipo de coste económico asociado al préstamo. Esos intereses pueden ser mayores o menores, dependiendo de la entidad a la que solicites el crédito, de tus condiciones económicas, o del potencial que tenga tu idea como negocio en el que invertir.

Por ello, hacer una buena presentación de tu idea o mantener tu historial lo más sano posible, pueden ser consejos para conseguir unas condiciones más favorables para obtener un plan de financiación y reducir las tasas de interés en la medida posible.

 

3. Inversores

Una forma muy interesante de obtener financiación sin recurrir a bancos, puede ser atraer el interés de inversores privados que deseen invertir en tu idea.

¿Cual es el riesgo de esta solución? Pues bien, si un inversor decide invertir su capital en tu nueva empresa, es posible que desee tener responsabilidades y tomar parte en las decisiones de tu empresa. Por lo que corres el riesgo de perder parte de autoridad en tu empresa.

Para evitar esta situación, debes negociar muy bien las condiciones de la financiación privada y asegurarte de que queda constancia de todo por escrito para que luego no haya sorpresas.  

 

4. Pérdida de credibilidad

Cuando expones tu imagen a la creación de una nueva empresa corres el riesgo de perder tu dinero y también tu credibilidad. Si solicitas financiación para tu nueva empresa debes de ser capaz de devolver ese dinero que te han prestado, sino perderás tu credibilidad como pagador. Además, si tu empresa va a pique, tu credibilidad como empresario también se puede ver afectada seriamente, puesto que otros inversores rehusaran de prestarte dinero nuevamente si tu proyecto de emprendimiento ha fracasado.


 

Créditos para iniciar tu nueva empresa

Como te decíamos, existen entidades que ofrecen todo tipo de financiación orientada a empresas. Aquí hemos recopilados algunos créditos para empresas que pueden ofrecerte buenas condiciones de devolución para que puedas comenzar tu negocio.

 

¿Te has decidido a pedir financiación con nosotros para comenzar tu nueva empresa? Cuéntanos en los comentarios.

 


 

¿AYUDA CON LA CONTABILIDAD DE TU EMPRESA?

Te presentamos Enconta, tu 'partner' empresarial de contabilidad.

 

 

► Solución fácil para gestionar la contabilidad de profesionales independientes y PyMEs.