15 de mayo de 2019

0 Comentarios

Comenzar un negocio sin dinero puede parecer una idea loca de primeras, pero has de saber que para crear algo desde cero no siempre es necesario contar con un gran monto de dinero, sino que con creatividad y buenos consejos puedes iniciar una nueva empresa y llevarla al éxito ¡sigue leyendo para descubrirlo!

 

Las crisis son los momentos ideales para poner a prueba nuestro ímpetu y creatividad. El no haber conseguido aún un trabajo estable o el haber sido despedido, no tienen por qué representar una tragedia de telenovela. Tienes otras opciones, como por ejemplo idear un plan de estrategia para comenzar un negocio con poco dinero o sin él.

 

Las crisis son oportunidades

 

Pareciera que el mundo se ha vuelto loco y lo que antes era cierto y estable hoy muestra signos de confusión e inestabilidad. Esto es más evidente en el cambiante sector laboral y económico, que puede hacernos pasar en poco tiempo de un clima de bonanza a otro de pobreza angustiante y de vuelta a la estabilidad. Estas crisis son formas de  poner a prueba nuestras capacidades de innovación, emprendimiento y resiliencia obligándonos a estar siempre alertas ante los cambios e impulsándonos a desarrollar la posibilidad de solventar nuestros dilemas económicos con un negocio propio.

Esta idea de convertirnos en nuestro propio jefe puede resultar una tarea exitosa aún sin contar con dinero y no es tan difícil lograrlo. En esos casos, solicitar un préstamo para financiar nuestro negocio puede ser el escalón inicial que nos conduzca hacia el éxito.

 

¿Qué necesitas para comenzar un negocio sin dinero?

 

No es un secreto de logia, ni una contraseña de máxima seguridad la fórmula para saber cómo comenzar un negocio propio sin dinero o con poco presupuesto. Lo fundamental es abandonar los temores y arriesgarse al cambio para emprender. Para ello, hay tres actitudes que debes asumir como constantes:

 

            1. Hacer conciencia de tus habilidades y conocimientos para, sobre ese cúmulo de saberes y prácticas, pensar en un negocio rentable y exitoso.

           2. Hacer lo que te gusta. Si no te agrada lo que haces, nunca pasarás la frontera que te llevará al éxito. La pasión es el vehículo que nos transporta a la victoria y a la superación.

       3. Hacer marketing efectivo que puedes ver como la tercera pata del trípode del emprendimiento: saber, pasión y venta.

 

Un pequeño capital inicial siempre hace falta

 

El mundo digital permite hoy ampliar las oportunidades para saber cómo comenzar un negocio propio sin dinero. Sin embargo, siempre se hace necesaria una pequeña cantidad para pagar los gastos de hospedaje del sitio web y algunos otros pagos de diseño gráfico o computación. Incluso pueden surgir muy buenas ideas de pequeñas empresas que requieren muy poco capital para su arranque. En estos casos existen las opciones de solicitar préstamos rápidos, con pocos requisitos y de montos mínimos para hacer realidad tu sueño de emprendimiento.

 

Las grandes instituciones financieras, como los bancos, han hecho de los préstamos una odisea imposible de requisitos que pueden hacer desistir hasta al más animado.  Sin embargo, hoy en día existen una serie de préstamos para empresas que permiten obtener financiación rápida y segura a micropymes y pequeñas empresas desde entidades financieras que son igual de fiables que los bancos solo que permiten una mayor accesibilidad a sus productos financieros, a cambio las tasa de interés son más elevadas a comparación de un préstamo bancario, pero permiten conseguir esa cantidad fundamental para arrancar cualquier tipo de negocio.

 

Ventajas y desventajas de los préstamos

 

Saber cómo comenzar un negocio con poco dinero es más un arte del sentido común y la lógica que de la suerte y el azar. Para ello, es necesario siempre disponer de un capital inicial que sirva de base para hacer realidad la idea del emprendimiento. En este caso se hace imperativo el solicitar préstamos a instituciones bancarias y debes saber que ello trae sus ventajas y desventajas. Pero no te asustes. Son mayores las ventajas.

Entre los principales  riesgos de pedir dinero para abrir tu empresa está el que no puedas cumplir con los compromisos de pagos y las tasas de interés se conviertan en un gasto añadido demasiado elevado, dañando así tu historial crediticio.

 

Todo esto se soluciona con una buena planificación y un diseño de pagos eficiente. El éxito está a la vuelta de la esquina y espera por tu constancia, creatividad e inteligencia, ¡adelante!



 

 

¿Qué opinas sobre nuestros consejos acerca de cómo comenzar un negocio con poco dinero?

Si aún tienes dudas escríbenos en el apartado de Preguntas y Dudas