12 de abril de 2019

0 Comentarios

La dinámica de compra de la sociedad mexicana ha evolucionado conforme al nivel de riqueza que ha ido adquiriendo su país.

 

¿Por qué México no ahorra?

 

El consumidor mexicano medio ha apreciado en la última década cómo su poder adquisitivo ha aumentado exponencialmente. Por tanto ha sido mayor su capacidad de gasto; muy en parte animada por la fuerte influencia del vecino mundo consumista estadounidense.

 

La transacción forma ya parte del pasado; la mayoría de los consumidores mexicanos ahora buscan marcas, interesados más por la comodidad y la calidad que por el precio.

 

Su poder adquisitivo se ha hecho mayor pero debido a esa prosperidad el mexicano cada vez tiene menos tiempo para él mismo y recurre al gasto para obtenerlo, acción que muchas veces se gestiona sin motivos realmente importantes, lo que propicia un “combustible fantástico” a la estrategia de las marcas.

 

El problema se plantea a la hora de practicar un ejercicio de economía familiar muy sano y que en este país está muy olvidado: el ahorro.

El ahorro te permite conseguir una estabilidad y una seguridad en tus finanzas que evite ciertos contratiempos que puedan complicar economía. Muchas veces ocurre que saltan imprevistos con los que no contábamos y es entonces cuando recurrimos a nuestra cuenta de ahorros y está vacía, es entonces cuando tomamos medidas desesperadas y puede que entonces empecemos a elevar nuestras deudas con préstamos y créditos que se acumulan pero no solucionan nuestra situación.

Si no queremos pasar apuros económicos podemos tomar ciertas medidas que nos aseguren un backup en nuestras finanzas y nos eviten caer en el endeudamiento

 

¿Cómo ahorrar dinero rápido en México?

 

Te sugerimos que sigas estos seis “NO” para saber como ahorrar dinero rápido y fácil en un país como México.

Si quieres conseguir una vida financiera sana y evitar posibles situaciones futuras en las que necesites efectivo y no tengas, puedes probar estos 6 consejos de ahorro para que tu dinero día a día vaya creciendo.

 

1 NO Intentar ahorrar a fin de mes.

 

A veces en las medidas de ahorro que nos proponemos aplicar es donde está el desastre.

Una de las soluciones para ahorrar que se intentan es ir realizando los pagos que surgen, pero con la idea de mantener lo sobrante al final de mes en la cuenta bancaria No nos engañemos: si no en este mes, será en el siguiente cuando volveremos a estar a cero.


 

2 NO dejar el dinero que se ahorra en depósitos que no generen intereses.

 

Todo grupo bancario tiene ofertas de depósitos de ahorro que generan intereses. Si nos cuesta coordinarnos a nosotros mismos, inscribirse a una de ellas puede ser una forma de ahorro disciplinada.

 

3 NO ser conductuales.

 

Aplicamos a nuestra dinámica de vida social las conductas del vecino o de los amigos y eso provoca que gastemos en multitud de ocasiones en bienes que realmente no necesitamos. Basta que un amigo nos muestre su flamante Iphone X o veamos en la habitación de su hija la última casita de muñecas para que comencemos a considerar adquirirlos nosotros también.

 

4 NO dejar que la TV piense por nosotros.

 

La televisión es un "portal dimensional" a nuestro bolsillo. Entre cada beso o carcajada que vemos como espectadores de programas y películas, ella nos está diciendo sin parar CÓMPRAME ESTO Y ESTO Y ESTO..., COMPRA, COMPRA.

 

Los consejos publicitarios de marcas no son perjudiciales, pero sí lo es que nosotros perdamos personalidad y voluntad con ellos.

 

5 NO dejar la dinámica de gastos a la deriva.

 

Comprometernos con determinación a un control de nuestros gastos proporciona una base muy consistente para conseguir ver crecer nuestros ahorros.

 

6 NO mentirnos a nosotros mismos al comprar

 

Reconocer sinceramente si un producto se necesita realmente o no es otra forma de saber como ahorrar dinero rápido y fácil. Pero hay que descartar radicalmente el “sentirnos mejor por el mero hecho de poseerlo”.

 

Ante el continuo bombardeo de consumo que vivimos no es fácil llevar a cabo estas normas restrictivas. Pero una vez conseguido el primer logro, el incentivo es enorme y también nos costará menos esfuerzo una vez acostumbrados.

 

Si te ha gustado nuestro post o tienes alguna duda sobre el ahorro comenta tu opinión en el apartado de comentarios